Del accidente de Miguel Urdangarin a la nueva vida de Irene


Si algo ha quedado claro desde que la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin tomaron caminos separados es que sus hijos siempre han sido su mayor preocupación. El matrimonio se esforzó por dar una imagen de normalidad para que los jóvenes sufrieran lo menos posible. Mucho más discretos que los hijos de la infanta Elena y con mucha menos presencia -y obligaciones- que los hijos de los reyes Felipe y Letizia, cada uno de los cuatro Urdangarin Borbón siguió un camino diferente. Una vocación vital que, por supuesto, genera cierta preocupación en sus padres.

El pasado fin de semana fue Miguel Urdangarin quien sufrió un espectacular accidente de esquí que le obligará a pasar por el quirófano. El joven se preparaba para ser monitor en Suiza cuando sufrió esta caída. La infanta Cristina, según el portal 'Vanitatis', regresó a Ginebra para estar al lado de su hijo durante este periodo. La hija de los reyes eméritos condicionó todos sus movimientos al bienestar de sus hijos. Desde quedarse fuera de España cuando no hacía falta nada más, hasta acercarse a Johanna, la novia de su hijo Pablo. Toda una declaración de intenciones que genera más de un dolor de cabeza.

El apoyo de la infanta Cristina a su hijo Miguel Urdangarin

La presencia mediática de los cuatro hijos de la infanta Cristina ha sido, hasta ahora, muy desigual. Si bien Pablo Urdangarin, el único que siguió los pasos deportivos de su padre, habla y maneja las cámaras con total naturalidad, no se puede decir lo mismo de sus hermanos. Juan, el mayor, es un misterio para la prensa. Dedicado a obras benéficas y muy tímido y tímido, prácticamente no hay imágenes suyas que no estén acompañados de sus hermanos. Lo mismo ocurre con Miguel.

El joven se encontraba en Suiza formándose para ser instructor de esquí cuando un aparatoso accidente interrumpió sus planes. El equipo médico decidió que necesitaba cirugía y su madre, la infanta Cristina, voló a Ginebra para estar a su lado. La hija de los reyes eméritos regresó a la que ha sido su casa durante los últimos años. Tras todo el escándalo de Iñaki Urdangarin, la princesa se instaló en Suiza y permaneció allí hasta que la menor, Irene, se graduó.

Centrada en el trabajo y pasando página de su relación con el exjugador de balonmano, la infanta Cristina lo dejó todo para acompañar a su hijo en este contratiempo. De momento no se ha confirmado ninguna previsión sobre la recuperación de Miguel Urdangarin ni si sus hermanos o su padre tienen intención de visitarle en los próximos días.

Los temores de la infanta Cristina ante la nueva vida de Irene Urdangarin

Son muchos los rumores que rodean la relación de Irene Urdangarin con su madre. Aunque ninguna de las dos se pronunció nunca, se afirmó que la cercanía que existe entre la hija menor de la infanta y su prima Victoria Federica no agradó a su madre. Irene podría querer seguir los pasos de la hija de la infanta Elena en el mundo de la moda y las redes sociales, algo que a sus padres no les gustaría. Sin embargo, la realidad es que, de momento, esto no ha sido así.

Tras graduarse en Suiza, la joven decidió dedicar un tiempo a realizar trabajo cooperativo. Al igual que su hermano mayor, Juan, Irene viajó a Camboya, donde permanecerá por un tiempo. Un giro un tanto inesperado, dada la idea que se había establecido sobre su personaje, pero que encaja mucho con el lado religioso de la familia. A Irene también le gustaría centrar sus estudios en la restauración y la cocina.

La infanta Cristina siempre estuvo muy orgullosa de sus hijos. Atrás quedaron los problemas y escándalos que suelen generar Froilán y Victoria Federica. Los hijos de la infanta Elena, aunque un poco más maduros, siguen siendo noticia. De hecho, pronto veremos la primera aventura televisiva de lo mejor de los Marichalar en la nueva temporada de 'El Desafío'. Un giro inesperado de los acontecimientos para cualquier miembro de la familia del rey.

Pablo Urdangarin, portavoz y defensor de su madre, la infanta Cristina

La estrella de la familia es, sin duda, Pablo Urdangarin. El joven se convirtió en portavoz de los suyos después de que Lecturas sacara a la luz la relación de Iñaki Urdangarin con Ainhoa ​​Armentia. Acostumbrado a las cámaras y con capacidad de trato con la gente, el deportista hijo de los ex duques de Palma sigue los pasos de su padre. Es su ejemplo en la cancha de balonmano el que lo guía. Feliz con su día a día, Pablo cuenta con el apoyo incondicional de su padre y su madre. La infanta Cristina no se pierde ningún partido.

Su novia, Johanna Zott, tampoco. La joven ya es parte de la familia. Habitualmente la podemos ver compartiendo confidencias con la infanta Cristina en las gradas o con su cuñada Irene Urdangarin. La relación del joven parece consolidada. Es el único hijo de la infanta que tiene pareja estable -o directamente, pareja-. Exitoso en el deporte y en el amor, parece ser el digno heredero de la popularidad de la que gozaban sus padres en la época de su noviazgo.



 

marzo 26, 2024
0

Search

Contact Me

Archives